¡Hola! Esto es Malaeva

¡Hola! Esto es Malaeva

Me han pedido que escriba el inicio de este blog, en el que los miembros de Malaeva iremos posteando nuestras impresiones, reflexiones, críticas o cualquier cosa que nos afecte y/o conmueva. Y entendí que lo más importante era empezar por una pregunta que os haréis la mayoría de los que paséis por aquí: ¿por qué Malaeva?. Y como para eso ya hay una pestaña en nuestra web que pone “quiénes somos” no os voy a dar una reflexión oficial. Malaeva es en primer término, TEATRO. Así que si hemos empezado con “¿por qué Malaeva?”, sería justo seguir con “¿por qué el teatro?”. Y creo que hoy, con la de frentes abiertos que tenemos, con la amenaza que supone vivir en el mundo, necesitamos más que nunca un foro en el que disolver todas estas ansiedades. Y cuando digo disolver me quiero referir a tratarlas desde una perspectiva única, no desde la política, la ciencia ni ninguna otra disciplina artística. El teatro es desde que se formó, un lugar donde la crítica social iba siempre emparejada de entretenimiento y belleza.

Si el teatro es lo que es para la sociedad, Malaeva no trata sino de ser un refugio para jóvenes que desean encaminar sus inquietudes artísticas hacia algo creativo y liberador. Como antes hemos hablado del contexto, no estamos precisamente en la edad de Oro del teatro, no solo por la crisis del medio (falta de espectadores, preferencia por lo audiovisual) sino también por la decadencia y falta de cuidado por parte de las instituciones.

La idoneidad del teatro para la sociedad debería hacernos reflexionar sobre la importancia de la cultura y la necesidad de cuidarla. Sin embargo, el control de los medios de comunicación y distribución teatral nos devuelve a una época en la que las herramientas para organizar y distribuir creaciones propias, es algo al alcance de muy pocos. Con esta asociación, lo que queremos es retomar esta posibilidad, generar un cierto empoderamiento artístico, que nos permita crear un contrapoder dentro del arte en sí mismo.

Por eso hoy más que nunca, necesitamos de asociaciones como la que se presenta, basadas en la cooperatividad y en la socialización del trabajo y de sus recompensas. Una vez dicho esto, Malaeva también es un lugar de encuentro, algo que también tiene en común con el teatro. Un encuentro para crear, debatir, compartir ideas, con todos aquellos que quisiesen acompañarnos en este viaje. Nos gustaría que nos siguieses de cerca, tanto en el blog como en todos los proyectos que iremos desarrollando, que esperemos sean muchos.

Hay muchas formas de colaborar en el proceso, también contamos con la posibilidad de que te asocies a Malaeva (disfrutando de muchas ventajas) y que te sientes partícipe de un movimiento ilusionante y que promete entregarse al arte y todo lo que esto conlleva. Como dice John Berger: “Protestar es negarnos a ser reducidos a cero y a que se nos imponga el silencio. Por tanto, en cada momento que alguien hace una protesta, por hacerla, se logra una pequeña victoria. El momento, aunque transcurra como cualquier otro momento, adquiere un cierto carácter indeleble. Se va y sin embargo dejó impresa su huella. Lo principal de una protesta no es que sea un sacrificio efectuado en pos de un futuro alternativo más justo.”

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*